Anticoncepción hormonal

La anticoncepción hormonal es uno de los métodos más utilizados por mujeres, casi todas pueden usarlas pero como todo método tiene sus excepciones; por tal motivo antes de su uso consulte a su médico. Es importante saber que no protegen de las infecciones de transmisión sexual.

¿Qué es la anticoncepción hormonal?

Los anticonceptivos hormonales están compuestos de estrógeno y progestágenos, similares a las que segrega los ovarios, pudiendo ser orales o inyectables. Hoy en día las hormonas sintéticas de estos métodos hormonales vienen en menor cantidad para disminuir los efectos secundarios, pero con mejor efectividad para prevenir embarazos.

¿Cómo funcionan?

Es importante conocer como funciona el organismo de la mujer SIN USAR anticonceptivos:

Todos los meses ,alternadamente, los ovarios liberan un óvulo, la cual se abre paso hasta las trompas de Falopio, este proceso ocurre días antes de la menstruación y es conocido como ovulación. El óvulo liberado está a la espera de ser fertilizado por algún espermetazoide.

Entonces, cuando se usa un anticonceptivo hormonal:

Las hormonas de los anticonceptivos mandan señales a la hipófisis evitando la ovulación, ningún óvulo será liberado, al no existir óvulo no habrá embarazo. Además espesan la mucosa cervical y la del útero para así evitar el paso de los espermatozoides hasta las trompas de Falopio.

¿Cuáles son considerados métodos anticonceptivos hormonales?

Los métodos anticonceptivos considerados hormonales son:

Efectividad

La efectividad de estos métodos hormonales ha sido comprobada, dependiendo su colocación o uso adecuado.

¿Quiénes NO las pueden usar?

  • Mujeres que hayan sufrido accidentes cerebrovasculares.
  • Mujeres con problemas en el corazón.
  • Mujeres fumadoras mayores a 35.
  • Diabetes
  • Migraña
  • Anemia
  • Alteraciones hemorrágicas
  • Cáncer de mamas
  • Problemas hepáticos, ejemplo: hepatitis

Beneficios

Los métodos anticonceptivos también tiene beneficios y son, muchas veces, usados con fines terapeúticos:

  • Efectividad
  • Menor posibilidades de embarazo ectópico.
  • Menor posibilidades de cáncer de ovario y endometrio.
  • Previene la infección tracto genital.
  • Menstruaciones menos abundantes y con menos dolor.
  • Menor incidencia de anemias.
  • Disminuye la enfermedad benigna mamaria.
  • Disminución de los quistes ováricos.
  • Aumenta la densidad ósea.
  • Disminuye la endometriosis.

Uso terapéutico
Puede ser usado como tratamiento de:

  • Acné.
  • Hemorragias funcionales.
  • Dismenorrea.
  • Profilaxis de la endometriosis.
  • Hirsutismo.
  • Amenorrea hipotalámica.
  • Porfiria menstrual.
  • Metrorragias.
  • Quistes ováricos funcionales.
  • Síndrome premenstrual y ovulación dolorosa.
| |

Más información sobre:
, , .

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.